viernes, 13 de noviembre de 2009

con un trago de absenta



Cae la noche en su buardilla.
Coloca la gruesa capa sobre sus hombros.
Sale la calle por oscuros laberintos.
Esquiva encrucijadas dejando atrás la puerta cerrada.
Ya se ven las luces tenues bajo la luna.
Pequeñas cuevas de jazz sobre las emborronadas ruinas.
Música, voces, alcohol y escotes.
Sobre la barra de un bar y enganchado a una falda.
Se van perdiendo las preocupaciones con un trago de absenta.
Un trago sucede a otro trago, la vida se emborrona.
La dulce decadencia de la rutinaria noche.
Le enreda, le sobrecoje, le lleva a una realidad más cálida.
Luego los frios balcones y las persianas bajadas.
Serán testigo de su largo viaje hasta su cama,
dejando atrás las parpadeantes luces, la ya lejana música.
Se dejará caer sobre la colcha destemplada.
Tras un intenso sueño del que no recuerda nada.
Cuando ya solo quedan pensamientos que confunden,
en un viejo tintero mojará la pluma cansada.
y con la mano decidida plasmará sus oscuridades.
Delirio que hace estremecer, alucinaciones que transforman la verdad.
Le atormentan pesadillas de las que trata de huir mientras escribe,
se ahoga en la agonia, el aire no le llega al pecho,
queda una pequeña poesía sobre la madera apolillada,
y miles de tormentas que aparentan desaparecer,
engañando al joven poeta cuando sus párpados van a ceder.
Sabanas revueltas, mancha negra sobre el papel,
y un aroma que es la mezcla de la tierra húmeda y el carmín.
Sabiendo que llegará el gran sueño, sabiendo que su vida es caer,
y que del abismo se salvarán sus romanticos versos,
que flotan en la torturada creación.
Seca la memoria, reciente y húmeda la inconsciencia, esperará al alba otra vez.

1 sonrisas:

la chica del cuaderno violeta dijo...

"música, voces, alcohol, escotes..." me encanta! con un trago de absenta...la de cosas que haría yo con un tragito de eso juju, me encantas! :D ya lo sabes ^^

Publicar un comentario